El reto de ser triatleta, y padecer fibrosis pulmonar
14/08/2019
Karting – Rotax Max Challenge Grand Finals
13/09/2019

Lenin Race, una carrera hasta los 7.134 metros de altura

La primera española en acabar la carrera más alta del mundo se llama Belén Rodríguez. En su preparación incorporó iAltitude como preparación para la altitud a la que se iba a enfrentar. A continuación, dejamos parte de la entrevista que nos concedió a su regreso.

¿Nos podrías aportar algún dato de esta carrera?

Algo llamativo de esta carrera es que de los casi treinta inscritos que había, finalmente fuimos solo catorce los que tomamos la salida. El resto, estando allí se arrepintieron cuando vieron la montaña. La prueba la terminamos siete participantes, de las cuales dos éramos mujeres.

Para la carrera teníamos un máximo de 9 horas, y yo llegué a la cima en 9h.05 horas. El paso del campo III a la cima es una arista muy larga de 6 km, muy expuesta al aire y una temperatura ente los 25 y 30 grados bajo 0. La dificultad técnica no era alta, pero, no te tropieces porque no lo cuentas.

Cuéntanos cómo se desarrolla la carrera y como llevaste a cabo ese ascenso hasta los 7.000 metros de altitud.

El viaje duró 21 días a Kirguistán. El campo base se situa a 3.700 metros. Allí pasé un par de noches para ascender al campo I a 4.100 metros, donde estuve la mayor parte del tiempo. Desde los 4.100 metros fui aclimatándome y subiendo montañas cercanas de 5.000 metros. El trayecto desde el campo I al campo II fue algo complicado, con numerosas grietas que cada vez se dilataban más y que eran difíciles de cruzar. Es una montaña donde casi cada semana muere alguien, algo muy duro mentalmente.

Desde el campo I hice una subida al campo II, a 5.200 metros, allí dormí dos noches y realicé una subida al campo III, a 6.100 metros, donde solo pasé unas horas. En estos ascensos llevaba unos 20 kilogramos encima porteando toda mi comida, la tienda de campaña y el material que necesitaba. Después bajé al campo I y descansé un día para volver a subir, esta vez directa al campo III con intención de hacer cima. La meteorología esos días era mala y no me permitió alzar la cima. Es importante señalar que durante la mayor parte de los días de aclimatación hacía actividades sola y otros días con un grupo de españoles que andaban por allí.

Bajé al campo I y de ahí al campo base con el objetivo de descansar un par de noches. Finalmente volví al campo I para participar en la carrera, que transcurre desde los 4.400 metros a los 7.134 metros. Las sensaciones en todo momento fueron muy buenas. El día de la carrera no sentí el mal de altura, a pesar de no haber estado nunca a esa altitud.

¿Qué mejoras te ha aportado iAltitude?

 Creo que ha sido una parte fundamental. Mi trabajo no me permitía irme a aclimatarme a Los Alpes u otro lugar antes de viajar a Kirguistán y la opción de ir a los Pirineos o Sierra Nevada para entrenar a 3.000 metros no me parecía rentable. Por mi actividad habitual en este tipo de montañas, no me iba aportar mucho.

iAltitude fue la opción perfecta. Antes del viaje noté mejoría en mis entrenamientos a alta intensidad. Soy una deportista que siempre me he aclimatado bien y que cuido todos los aspectos relacionados con la altura como son la alimentación y el entrenamiento. No obstante, estoy segura que iAltitude tuvo mucho que ver en que pudiera entrenar nada más llegar a 4.400 metros. Es más, que pudiera hacer series en cuesta de 300 metros positivos en tan solo un par de minutos más que las hacía en la sierra de Madrid. No tuve días en los que el dolor de cabeza me inhabilitara, algo muy común por el mal de altura. Creo que aclimaté en general más rápido que si no hubiera entrenado con iAltitude.

¿Has sentido algún beneficio durante la carrera respecto a otras carreras en altura disputadas anteriormente?

Esta carrera es especial y no es comparable a ninguna. He tenido la suerte de que en todas me ha ido bien, pero por ejemplo en la carrera anterior a esta, ascendí al Ebrús a 5.646 metros y a 3.700 metros los primeros días tuve un dolor de cabeza horrible. En esta carrera no tuve.

¿Recomendarías iAltitude?

Sin duda si, y así he hecho con mis deportistas.

Un orgullo haber contribuido a semejante hazaña, Felicidades de todo el equipo iAltitude.

Equipo iAltitude.

Nuestros socios

Nuestros colaboradores