Preparación para la Maratón de Valencia.
20/12/2019
Objetivo Kilimanjaro
22/01/2020

Demandas fisiológicas de reanimación cardiopulmonar de calidad realizada a 3250 metros de altura simulada.

Con el objetivo de analizar el efecto que tiene la altitud sobre un Q-CPR y las demandas fisiológicas de estos profesionales, una de nuestras centros; L2 fisioterapia (Burela), ha llevado a cabo un estudio con nuestro sistema. Dicho estudio fue llevado a cabo por nueve profesionales de la salud, divididos en dos grupos: T14-RCP altura de 3250 m (FiO2 del 14%) y T21-RCP a nivel del mar (FiO2 del 21%). Concluyeron que en altitud hipóxica simulada, las demandas fisiológicas aumentan significativamente, al igual que la sensación de cansancio en comparación con la RCP a nivel del mar. Los rescatistas pueden administrar una buena Q-CPR en tales condiciones, al menos en los primeros 10 minutos de reanimación.

Desde iAltitude queremos dar la enhorabuena a estos profesionales, por el gran trabajo que desempeñan en su día a día, y más aún por sumar a la literatura científica un estudio tan relevante como este. Nuestro sistema ha permitido simular las condiciones de altitud (3250 m) a las cuales se enfrentan estos profesionales y que, sin duda tiene su repercusión en la realización de una maniobra tan vital como es un RCP.

Os dejamos el fragmento de dicho estudio en castellano.

DEMANDAS FISIOLÓGICAS DE REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR DE CALIDAD REALIZADA A 3250 METROS DE ALTURA SIMULADA. ESTUDIO PILOTO.

Objetivo: analizar el efecto de la reducción de la fracción de oxígeno (O2 14%, equivalente a 3250 m) sobre Q-CPR y las demandas fisiológicas de los rescatadores.

Metodología: se realizó un estudio cuasi-experimental en una muestra de 9 profesionales de la salud competentes en Q-CPR. Los participantes, en equipos de 2 personas, realizaron RCP de 10 minutos en un maniquí Laerdal ResusciAnne (relación de compresión / ventilación 30: 2 y roles alternos entre los rescatistas cada 2 minutos) en dos configuraciones simuladas: T21-RCP al nivel del mar (FiO2 de 21%) y T14 – RCP a 3250 m de altitud (FiO2 del 14%). La autopercepción del esfuerzo se calificó de 0 (sin esfuerzo) a 10 (demanda máxima) puntos.

Resultados: la calidad de las compresiones torácicas fue buena y similar en ambas condiciones (T21 vs T14). Sin embargo, el porcentaje de ventilaciones con un volumen corriente adecuado fue menor en altitud que en condiciones de nivel del mar (35.9 ± 25.2% vs. 54.7 ± 23.2%, p = 0.035). La percepción subjetiva del esfuerzo fue significativamente mayor a la altitud simulada (5 ± 2) que a nivel del mar (3 ± 2) (p = 0.038). La frecuencia cardíaca máxima durante las pruebas fue similar en ambas condiciones; sin embargo, la saturación media de oxígeno fue significativamente menor en condiciones de altitud (90.5 ± 2.5% vs. 99.3 ± 0.5%, p <0.001).

Conclusión: Aunque realizar RCP en condiciones de altitud hipóxica simulada aumenta significativamente las demandas fisiológicas y la sensación subjetiva de cansancio en comparación con la RCP a nivel del mar, los rescatistas capacitados pueden

 Administrar una buena Q-CPR en tales condiciones, al menos en los primeros 10 minutos de reanimación.

Nuestros socios

Nuestros colaboradores